1. About us
  2. Products
  3. Recipes
  4. Contests
  5. Careers
US FR EN

Para que una organización funcione, sus integrantes deben compartir gustos, valores, fortalezas e intereses comunes para poder desarrollar vínculos de confianza y llevar a cabo proyectos. En Leclerc, la cultura corporativa se ha desarrollado desde hace más de un siglo y por todo Canadá y Estados Unidos hay gente que respalda plenamente su cultura bien arraigada. Es una fuerza que permite a sus empleados superarse y a la empresa alcanzar nuevas metas cada día.

Uno para todos y todos para uno

La elección del personal es muy importante, porque el trabajo en equipo es esencial en la producción. “Todo va muy rápido y tienes que pensar en tus colegas porque la línea de producción se mueve con rapidez. Puede llegar a los 100 km/h o más, por lo que se necesita la concentración de todos para que funcione bien.” explica Sonja Morgan, Directora Principal de Recursos Humanos de Operaciones en Estados Unidos. “Es un trabajo que requiere dedicación y espíritu de equipo”. La actitud de cada uno es un reto cuando se trabaja en equipo. Marya Velázquez, Técnica de Calidad de la planta de Phoenix, está en condiciones de observarlo: “No hay lugar para los grandes egos. Tenemos que centrarnos en el producto y en la calidad de nuestro trabajo, pero esto no sucede por sí solo.”

Saber evolucionar con rapidez

La apertura al cambio es también un rasgo esencial de la personalidad de esta empresa innovadora. Los gustos de los consumidores cambian rápidamente, los mercados son exigentes y por suerte: ¡en Leclerc, somos audaces! Siempre atentos a las tendencias, los directivos de la empresa aportan constantemente nuevas ideas de recetas, nuevas formas de hacer las cosas y mejoras en las líneas de producción. Como dice Scott Renner, Electromecánico de la planta de Montgomery: “Si no te gustan los cambios rápidos, no vengas a trabajar a Leclerc!”, admite, con una sonrisa cómplice. “Aquí, hay que ser capaz de identificar los problemas y encontrar soluciones rápidamente, aunque no sean perfectas.”

Desarrollar la pericia y los conocimientos

Gregory Lawrence, un capacitador interno de la planta de Tennessee, destaca que: “Si alguien quiere progresar y aprender cosas nuevas, Leclerc es el lugar ideal para hacerlo”. La curiosidad es una de las cualidades más apreciadas en Leclerc. Muestra que la persona está interesada en lo que hace, y que además está dispuesta a progresar.  Aprender cosas nuevas cada día, compartir la experiencia con los colegas,  eso es lo que permite mantener la pasión por el trabajo y, sobre todo, hace sentirse aún mejor cada día. Para la empresa, pero especialmente para uno mismo, lo importante es desarrollar los conocimientos. Porque al ser competente uno se siente orgulloso. Y el orgullo es lo primero que fabricamos en Leclerc. 


A pesar de que la empresa se maneja según un modelo de negocio en el que el desarrollo tiene lugar a nivel internacional con una visión innovadora de las operaciones, Leclerc siempre ha sido una empresa familiar cuyo motor es el espíritu de equipo, la confianza y el amor por el trabajo bien hecho. Pase lo que pase, siempre hay alguien que te ayudará a lograr un objetivo común: producir felicidad con las mejores galletas del mundo.

Volver a la página de Cultura Lee el siguiente articulo